mantente Ice Hash con restos congelados • Soft Secrets
Cultivo

Ice Hash con restos congelados

Por: Soft Secrets, February 3, 2019

Convierte las hojas manicuradas en el hachís más puro

author José T. Gállego

El Ice o hachís extraído con agua a partir de marihuana fresca es uno de los extractos de cannabis más puros que se puede elaborar sin la utilización de disolventes. Constituye una verdadera exquisitez para un sibarita de la marihuana. El Ice de mejor calidad es un producto que rara vez se encuentra a la venta, ya que se lo suele fumar el cultivador, pero, si algo aparece en el mercado, suele tener un alto precio. En este artículo te explicamos cómo puedes congelar los restos de la manicura y aprovecharlos para elaborar un Ice Hash de primera calidad.

Aprovechamiento de los restos de manicura

No es fácil secar bien los restos de manicura. Los cogollos se pueden colgar, pero las hojas cortadas suelen amontonarse en bandejas, en capas de varios centímetros de grosor. El aire no circula bien alrededor de las hojas y no se secan uniformemente. La capa superior de hojas, la que está en contacto con el aire, sí se seca con rapidez, pero impide que las hojas inferiores lo hagan.

Ice Hash con restos congelados

La primera calidad prensada ligeramente entre los dedos enseguida se convierte en una sustancia maleable de aroma delicioso.

Se puede solucionar este problema dando la vuelta y revolviendo las hojas una o dos veces al día, pero es muy pesado si la cantidad de hojas es grande. El proceso es más fácil si se colocan las hojas sobre bandejas de malla que permitan que la cara inferior también esté en contacto con el aire, pero aún así, conviene darles la vuelta a diario.

Extracción en fresco o Fresh Frozen

La calidad del hachís es el resultado de la combinación de varios factores. Por supuesto la calidad del cannabis empleado es esencial, una hierba de mala calidad nunca dará un buen hachís, pero, además, las glándulas de resina deben estar bien maduras y haber sido bien conservadas entre la cosecha y la extracción.

Ice Hash con restos congelados

Hojas congeladas en cajas de plástico herméticas.

Generalmente, la mejor forma de asegurarse de que las glándulas están en perfecto estado es extraerlas el mismo día de la cosecha, algo que es teóricamente posible cuando se usa la extracción al agua, ya que se puede hacer con material fresco, pero en la práctica casi nunca se dan las circunstancias para hacerlo, ya que el cultivador está muy ocupado manicurando y cosechando como para ponerse a extraer resina.

La extracción a partir de hojas frescas (no secas) tiene grandes ventajas, pues la resina contiene muchos más terpenos y las glándulas son más grandes (durante el secado encogen al perder agua), por lo que la producción es mayor. Además, casi todas las glándulas están aún en las hojas, mientras que en el proceso de secado siempre se caen y se pierden bastantes glándulas.

El problema es que las hojas frescas de cannabis se conservan mal y enseguida se marchitan. Si no se secan con rapidez tienden a fermentar, pudrirse o criar hongos, lo que destruye completamente la resina. La idea de congelar los restos de cosecha es sensacional, pues permite conservar las hojas frescas y en perfecto estado hasta el momento de la extracción sin tenerse que preocupar del secado. Además se pueden ir metiendo las hojas en el congelador cada poco tiempo para evitar que se marchiten. Las hojas se conservan como si estuvieran recién cortadas. La resina también permanece intacta, y las glándulas conservan una cantidad de terpenos mucho mayor que si se secan las hojas.

Estos terpenos le aportan sabor y matices a la psicoactividad del hachís, permitiendo elaborar un producto con mucha más personalidad y con aromas más similares a los de la hierba de la que proviene la resina. Es recomendable congelar los restos en pequeñas tandas, sin esperar a acumular una gran cantidad, para evitar que se apelmacen y se peguen entre sí. Recomiendo guardarlos en tuppers herméticos para que no acumulen hielo o que la resina se deshidrate o tome olores extraños.

Ice Hash con restos congelados

La lavadora es una sencilla lavadora de camping de toda la vida, pero reenfocada a otros procesos.

Extracción al agua

Al hachís al agua se le suele llamar Bubble Hash, Ice Hash o, simplemente, Ice. El nombre Bubble Hash hace referencia a las burbujas que debe hacer el hachís al fundirlo con una llama y que es consecuencia de su alta pureza.

Ice Hash viene de la gran cantidad de hielo necesario para elaborarlo. El sistema es sencillo y se basa en la idea de usar el agua como medio de extracción, agitando el cannabis dentro de un recipiente lleno de agua con hielo para desprender las glándulas de resina para, a continuación, filtrar el agua a través de varias mallas con orificios cada vez menores, con el objeto de separar los restos vegetales y las glándulas de resina.

El resultado es una resina muy pura, sin apenas contaminación de polvo o restos vegetales. La mejor calidad de ice se considera resina de fusión completa o full melt, lo que quiere decir que si se vaporiza en clavo de titanio, por ejemplo, no queda ningún resto chamuscado, todo se convierte en vapor.

Esta pureza contrasta con el hachís tamizado en seco, que suele contener casi siempre cantidades considerables de materia vegetal y, si proviene del cultivo en exterior, polvo.

El agua debe estar fría, a ser posible a 4ºC, ya que a esta temperatura el agua alcanza su mayor densidad. El frío es beneficioso para la producción de Ice Hash. Las glándulas de resina se desprenden mejor a baja temperatura, pues el palito sobre el que reposan (llamado estípite) se quiebra más fácilmente y la glándula permanece más dura y densa.

Lavadora y mallas

El kit que vamos a utilizar contiene una lavadora especial en la que se introduce el agua con hielo, a 4ºC de temperatura. La bolsa de malla de 220 micras con cierre de cremallera se llena con el cannabis al que se le quiere extraer la resina y se introduce también en la lavadora.

Ice Hash con restos congelados

Mucho hielo es esencial para mantener la temperatura bien baja y lograr buenos rendimientos.

La lavadora tiene un motor que mueve la mezcla durante los minutos programados para desprender las glándulas de resina. Además de la bolsa de malla con cremallera, el kit lleva tres bolsas de malla más, éstas abiertas por un extremo y con una cuerda para fijarlas en un cubo.

Las tres mallas son de 25 micras, 70 micras y la tercera de 190 micras. Hay kits con hasta siete mallas, en ese caso las extras suelen ser de los siguientes tamaños aproximadamente: 120, 90, 45 y 38 micras.

El kit de lavadora, juego de tres mallas y malla para la materia vegetal, se puede conseguir desde poco más de 100 euros, aunque los modelos de cinco mallas o mayor tamaño pueden costar bastante más. Quien no quiera gastar tanto dinero para hacer un poco de ice puede prescindir de la lavadora y comprar solo un kit de mallas, que cuesta entre 20 y 50 euros. Tendrá que meter la mezcla de agua, hielo y cannabis en un cubo y darle vueltas con un palo o con una batidora de varillas para desprender las glándulas. Con un poco de dedicación la calidad obtenida es igual de buena, aunque el esfuerzo es muy superior, sobre todo si se quieren hacer varias pasadas a cada tanda de hojas o cogollos.

Ice Hash con restos congelados

La bolsa de malla de 220 micras con cremallera con las hojas congeladas en su interior.

Una vez transcurrido el tiempo prefijado se desagua la lavadora por medio de la manguera que tiene a tal efecto y que actúa por gravedad. El agua se debe echar en un cubo, donde previamente se habrán colocado las tres mallas de extracción. Primero la de agujeros más pequeños (25 micras) que recogerá las glándulas de resina inmaduras y las más pequeñas. A continuación la intermedia de 70 micras, donde se quedará el mejor material, las glándulas maduras, y por último la malla de 190 micras, que es la de agujeros más grandes y que tiene por cometido frenar los restos vegetales que pudieran haber atravesado la bolsa de malla de 220 micras, e impedir que contaminen la resina.

Ice Hash con restos congelados

Las tres mallas, de izquierda a derecha, 25, 70 y 190 micras.

Calidades

En esta ocasión, realizamos la primera pasada dejando la lavadora en marcha durante cinco minutos antes de desaguarla y recoger la resina con las mallas. A continuación, volvimos a llenar la lavadora con el agua y la pusimos en marcha durante quince minutos más para extraer la segunda pasada. Dependiendo de la variedad que usemos y del tiempo de lavadora, necesitaremos entre dos y cuatro pasadas para extraer toda la resina.

Ice Hash con restos congelados

Desaguando la lavadora en el cubo con las mallas.

La primera pasada es siempre la mejor, ya que en ella encontramos las glándulas de resina más grandes y maduras, que son las que primero se desprenden. La segunda pasada también rinde un material de bastante buena calidad.

Las glándulas de resina no tienen siempre el mismo tamaño. Según la variedad cultivada y el grado de madurez de las flores, el tamaño puede variar mucho. La ventaja de los kits con cinco o más bolsas de malla de tamaños diferentes es que permiten separar varias calidades distintas de resina, y no siempre la mejor calidad estará en la misma malla. Las mejores calidades suelen recogerse con mallas de entre 70 y 120 micras.

Ice Hash con restos congelados

Las hojas tras la extracción, como se puede ver no se rompen en el proceso.

Los terpenos y el aroma

El hachís elaborado con resina tamizada en seco suele tener un aroma genérico similar, independientemente de la variedad y relativamente pocos matices, ya que el secado y tamizado le hace perder los terpenos más volátiles, que son los que suelen ser responsables de otorgar a una variedad su particular aroma.

La extracción en agua no es el sistema que rinde una resina más aromática, pero cuando se elabora con hierba congelada en fresco, la cantidad extra de terpenos que contiene parece compensar y el resultado es una resina muy pura, pero bastante más aromática que otros Ice Hash elaborados con restos secos.

Ice Hash con restos congelados

Pasada de 5 minutos en la fila superior y de 15 minutos en la inferior, de izquierda a derecha, 25, 70 y 190 micras.

Conclusión

La extracción de la resina de los restos de cosecha mediante agua es uno de los mejores métodos para aprovecharlos. Permite obtener un producto de altísima calidad, sin necesidad de invertir en máquinas caras, ni preocuparse por el secado de los restos.

Además, al congelar los restos se facilita mucho su manejo en los ajetreados días de la cosecha, se conserva la resina con su máxima calidad y sin riesgo de que las hojas se marchiten, se enmohezcan o se pudran.

Ice Hash con restos congelados

Extracción de cinco minutos en malla de 70 micras, con esta resina se hizo el hachís de la primera foto.

Casi todo el mundo tiene a su disposición un congelador, algo de hielo y agua del grifo. Sólo faltan las bolsas de malla y, si queremos facilitar el proceso, la lavadora portátil, y dispondremos de todo lo necesario para elaborar un extracto cannábico de primerísima calidad, suficientemente puro como para ser de fusión completa y sin necesidad de usar disolventes.

Los aficionados a dabbear (consumo de extractos con pipas de agua o dabbers) suelen centrarse en el BHO (Butane Hash Oil), que utiliza butano en su elaboración. Pero si prefieren un producto más natural también pueden usar Ice de buena calidad o Rosin (un extracto que usa una plancha caliente para separar la resina de la materia vegetal). Los Ice Hash de mejor calidad no tienen nada que envidiar al BHO, aunque, por lo general, no alcanzan porcentajes tan altos de THC.

Sdílet tento článek Linkedin Pinterest

Leer más

Cultivo

Variedades de cannabis americanas: Élite mundial

Por: Soft Secrets, February 12, 2019

author J. Searcher Visitamos el equipo de Dinafem para catar sus variedades de cannabis Kush y hablar de sus próximos proyectos. Estados Unidos, por...

— Leer más
Cultivo

Labores diarias – No hay atajo sin trabajo

Por: Soft Secrets, January 31, 2019

author TricomaTeam (tricomateam@gmail.com) Las plantas de Cannabis exigen un mantenimiento casi diario. La abundancia y calidad de nuestra cosecha dependerá en gran medida de...

— Leer más
Cultivo

Cultivo de ciclo continuo en interior

Por: Soft Secrets, January 31, 2019

Author Huguillo Al hablar de cultivo de ciclo continuo o cosecha continua en interior, nos referimos al sistema que nos permite poder cultivar y...

— Leer más
Cultivo

Aprovecha los restos de la cosecha del balcón

Por: Soft Secrets, January 28, 2019

Consume hasta el último tricoma de tu planta de marihuana Por Bosterix A menudo nos encontramos con los últimos restos de la cosecha, o...

— Leer más
SoftSecrets nu ook online

Soft Secrets ahora también disponible online

Entrevistas y noticias de actualidad. Artículos e imágenes conmovedoras que te inspirarán. También nuestras secciones sobre belleza, moda, comida, televisión, música, arte y cine.

Todas las revistas
x

We use cookies to give you the best online experience. By agreeing you accept the use of cookies in accordance with our cookie policy.