Cultivo

Retrocruzamiento y autopolinización

Por: Kevin, June 2, 2017

Retrocruzamiento

La crianza por retrocruzamiento consiste en el cruce repetido de la descendencia con uno de los genotipos parentales originales. Es la polinización cruzada de una generación con la generación anterior; lo más frecuente es cruzar la descendencia con la planta madre. El parental se denomina “parental recurrente”. El parental no recurrente se conoce como “parental donante”.

La crianza mediante retrocruces es la manera de criar cannabis más utilizada hasta el momento.

La crianza por retrocruzamiento es simple, y puede llevarse a cabo con poblaciones reducidas de plantas. Lo más habitual es que el objetivo del retrocruzamiento sea crear una población a partir de la genética de un sólo parental (el parental recurrente).

En el retrocruzamiento, también se emplean los términos “cuadrar” (para denotar el segundo retrocruce con el mismo parental), y “cubicar” (para designar el tercer retrocruce).

Retrocruzamiento y autopolinización

Apollo 13 BX (retrocruce), de TGA Genetics, es un buen ejemplo de variedad retrocruzada.

Retrocruzamiento: Incorporación de un rasgo dominante

Primer paso: Cruza el parental recurrente con el parental donante.

Segundo paso: Selecciona las plantas deseables que muestran el rasgo dominante, e hibrida las plantas seleccionadas con el parental recurrente. La generación resultante se denomina BC1 (hay criadores de cannabis que llaman a esta generación Bx1. [BC1=Bx1]).

Tercer paso: Selecciona las plantas BC1, e hibrídalas con el parental recurrente; la generación resultante se denomina BC2.

Cuarto paso: Selecciona las plantas BC1, e hibrídalas con el parental recurrente; la generación resultante se denomina BC3.

Retrocruzamiento: Incorporación de un rasgo recesivo

Los rasgos recesivos son más difíciles de seleccionar en la crianza por retrocruces, ya que su expresión está enmascarada por la dominancia en cada retrocruce con el parental recurrente. Es necesario llevar a cabo una ronda adicional de polinización abierta o de cruzamiento filial después de cada generación retrocruzada para que las plantas recesivas homocigóticas queden expuestas. Los individuos que muestren la condición recesiva son seleccionados en las generaciones de segregación F2, y luego se retrocruzan con el parental recurrente como en “Retrocruzamiento: Incorporación de un rasgo dominante”.

Primer paso: Cruza el parental recurrente y el donante para producir la generación híbrida F1.

Segundo paso: Selecciona las plantas deseables, y crea una población F2 mediante polinización cruzada completa.

Tercer paso: Selecciona las plantas de la generación F2 que muestren el rasgo recesivo deseado. Hibrida las plantas recesivas F2 seleccionadas con el parental recurrente. La generación producida se denomina BC1.

Cuarto paso: Selecciona las plantas BC1, y crea una generación de plantas F2 mediante cruzamiento filial; la generación resultante puede llamarse BC1F2.

Quinto paso: Selecciona las plantas deseables BC1F2 que muestren la condición recesiva, e hibrídalas con el parental recurrente; la generación resultante se denomina BC2.

Sexto paso: Selecciona las plantas BC2, y crea una población F2 mediante cruzamiento filial; designa la generación resultante como BC2F2.

Séptimo paso: Selecciona las plantas que muestren la condición recesiva en la generación BC2F2, e hibrídalas con el parental recurrente; la generación resultante se denomina BC3.

Octavo paso: Cultiva la generación BC3, selecciona los mejores candidatos y crea una población F2 mediante cruzamiento filial. A continuación, las plantas F2 que muestren la condición recesiva son seleccionadas y utilizadas como base para una nueva línea endogámica o de polinización abierta. Esta nueva generación, creada a partir de la F2, es una población que consiste –de media- en un 93,7% de genes del parental recurrente, y sólo el 6,3% de genes restantes proceden del parental donante.

Nota: Únicamente se eligen plantas recesivas homocigóticas en la generación BC3F2 para cruzar; toda la generación BC3F3 resultante es homocigótica para el rasgo recesivo, y traspasa este rasgo recesivo de manera uniforme. Nuestra nueva población cumple nuestro objetivo de crianza. Se trata de una población que deriva principalmente de la genética del parental recurrente, aunque traspasa de forma estable nuestro rasgo recesivo introducido. Lo más habitual es que las líneas derivadas por retrocruzamiento estén bien adaptadas al entorno en el que serán cultivadas. Los cuartos de cultivo de interior son replicados con facilidad, y las plantas se desarrollan en un entorno similar al entorno en el que fueron criadas. Por lo tanto, la descendencia requiere pruebas de campo ambientales menos extensivas.

Si se pretende introducir dos o más caracteres en una nueva línea de semilla, normalmente se llevarían a cabo dos programas separados de retrocruzamiento, el producto de ambos programas se combinaría en un conjunto final de cruces, tras crear las nuevas poblaciones mediante retrocruces.

El retrocruzamiento tiene desventajas. Si el parental recurrente no es muy uniforme, las generaciones resultantes de los retrocruces se segregan, y muchos de los rasgos que se consideran deseables para la línea no se reproducen de manera fiable. Otra limitación del retrocruzamiento es que la variedad “mejorada” sólo difiere ligeramente del parental recurrente (por ejemplo, en un rasgo). Si hay que introducir múltiples rasgos en la población nueva, otras técnicas, como la reproducción endogámica o la selección recurrente, pueden ser más propicias.

Retrocruzamiento y autopolinización

Una pequeña flor masculina aparece en esta flor femenina de Chemdog, de crianza endogámica. Los cruces endogámicos suelen provocar que se formen flores intersexuales masculinas en plantas hembra.

Autopolinización

Variedades en forma de clon

A menudo, dos plantas híbridas son cruzadas y se le da un nombre a la “variedad”, pero la planta macho no tarda en perderse, y la variedad sólo está disponible en forma de clon. En este caso, la planta ha de ser cruzada consigo misma, para lo que debe producir flores masculinas en la planta hembra. La autopolinización es el proceso para crear semillas mediante la polinización de una planta con su propio polen. La autopolinización es una planta teniendo sexo consigo misma. Este tipo de cruce puede dar lugar a poblaciones de plantas a partir de un sólo individuo.

La población de primera generación que deriva de la autopolinización de un individuo se denomina población S1. El resultado de un individuo S1 que vuelve a autopolinizarse se denomina S2. Las generaciones subsiguientes que se producen de esta manera son designados como S3, S4, etc…

Los rasgos homocigóticos de la planta se mantienen homocigóticos al cruzarse ésta consigo misma, mientras que los loci heterocigóticos se segregan y pueden mostrar expresiones nuevas de estos caracteres.

Sabemos que los loci homocigóticos siguen siendo homocigóticos en las generaciones posteriores a través de la autopolinización. Los loci heterocigóticos aumentan en un 50%. Cada generación subsiguiente será un 50% más homocigótica que el parental del que proviene.

La autopolinización repetida, o descendencia a partir de una sola semilla, es la manera más rápida de alcanzar la homocigosis dentro de un grupo o una familia. Cuantas más plantas se cultiven a partir de una población autopolinizada, mayor será la probabilidad de que un criador encuentre descendientes que muestren todos los rasgos deseados.

Crianza por autopolinización

Primer paso: Identifica los mejores genotipos en función del rasgo a seleccionar.

Segundo paso: Cruza los genotipos superiores y selecciona la descendencia mejorada.

Tercer paso: Repite los dos primeros pasos durante una serie de generaciones.

Este artículo es un extracto del capítulo 25, “Crianza”, de The Cannabis Encyclopedia (596 páginas, más de 2.000 imágenes en color, gran formato A4), por Jorge Cervantes, que está disponible en inglés. Más información en el sitio web de Jorge, www.marijuanagrowing.com.

Text: Jorge Cervantes

Sdílet tento článek Linkedin Pinterest

Leer más

Cultivo

Las 10 causas de que salgan mal los cultivos en el balcón

Por: Walter, December 1, 2017

Ya sea por falta de conocimiento, experiencia o debido a fallos estructurales, los problemas derivados del cultivo de marihuana en áticos y balcones suelen...

— Leer más
Cultivo

Monográfico: cultivando cannabis de calidad

Por: Kevin, November 27, 2017

El principal objetivo de todo cultivo de cannabis es el poder obtener un producto final de calidad excepcional, que cumpla con las expectativas del...

— Leer más
Cultivo

Descubre el eslabón más débil – El factor limitante en la producción de cannabis

Por: Kevin, November 24, 2017

¿Cuánta producción puedo esperar? Esta es una de las primeras preguntas que se hacen muchos cultivadores cuando plantan cannabis. La productividad es un elemento...

— Leer más
Cultivo

Deep Cheese – Que te la den con queso

Por: Kevin, October 23, 2017

Magnífica planta de tamaño medio, muy resistente y de corta floración que produce abundantes cosechas de excelente calidad. Los cogollos son enormes, muy densos...

— Leer más
SoftSecrets nu ook online

Soft Secrets ahora también disponible online

Entrevistas y noticias de actualidad. Artículos e imágenes conmovedoras que te inspirarán. También nuestras secciones sobre belleza, moda, comida, televisión, música, arte y cine.

Todas les revistas